París

Puede que hayas tenido problemas para aprobar un examen de francés, o que no llegues a aclararte con la pronunciación, o que te resulta mantener un diálogo en francés que dure más de dos minutos. Es algo muy normal y le pasa a mucha gente. Pero déjanos que te contemos una de las formas que más ayudan a los estudiantes de francés a mejorar su nivel del idioma.

Se trata de aprender francés con una familia autóctona. Te pasas 1, 2 o más semanas viviendo en casa de una familia en París, Niza, Montpellier u otra ciudad de Francia y empiezas a descubrir que aprender a hablar francés como un nativo no es tan complicado como parece. Muchos estudiantes que han tenido su inmersión lingüística en Francia no solamente han conseguido aprender a sostener una conversación en este idioma, sino que después cuando vuelven a casa son estudiantes mucho más aventajados que cualquiera de sus compañeros de la escuela de idiomas que no ha estado en Francia.

¿Por qué te aconsejamos que aprendas francés con una familia?

Porque aunque es cierto que también te lo puedes pasar bien haciendo tu curso de francés y alojándote en una residencia de estudiantes, estar con una familia te va a permitir tener un contacto más cercano con la cultura francesa. Podrás conversar todos los días en francés con tu familia porque no te quedará más remedio que hablar. Es un método de aprendizaje de francés por exposición que te hará escuchar el idioma más cotidiano, el que habla la gente en la calle, fuera del ámbito de una clase normal.

Lo bueno de aprender francés en familia es que tienes que interactuar e improvisar de manera constante. La clase continúa dentro de tu casa, aunque esto ha dejado ya de ser una clase. Estás aprendiendo el francés de la vida real, con personas que tienen el francés como idioma nativo.

Por otra parte, alojarse en familia mientras haces un curso de francés en Francia te ayuda a sentirte más arropado e integrado si llegas por primera vez y no conoces a nadie, lo cual siempre es una aventura. Tu familia suele ayudarte en lo que necesitas para que tu estancia sea una experiencia divertida y agradable.

Muchos estudiantes, cuando vuelven, han podido cosechar una bonita amistad con la familia con la que han estado viviendo y continúan hablando en francés por las redes sociales o por correo electrónico, lo que supone además crear un contacto en Francia que, quién sabe, en un futuro quizás te pueda ayudar a encontrar un trabajo por allí. Todo depende del caso y de lo que realmente quieras hacer, pero la oportunidad está en tu mano y vivir con una familia siempre es una opción que te dará muchas ventajas si consigues ganar su amistad.

Te aconsejamos que para aprender francés siempre hagas una inmersión lingüística total; no se trata de que cuando atravieses la puerta de tu casa, al volver de la clase, vuelvas a pensar y hacer las cosas en español, sino que el francés te acompañe a lo largo de todo el tiempo en el que estés viviendo en Francia.

Espero que ahora tengas más claras las ventajas de aprender francés con una familia. Te invitamos a que mires los diferentes destinos para hacer cursos de francés en Francia con familia y escojas la opción que más te interese. Si tienes cualquier duda, ponte en contacto con nosotros a través del teléfono, el chat, nuestras redes sociales o el correo electrónico.

Fecha de publicación: