Paloma en su alojamiento en Fort Lauderdale

La llegada

Desde el aire Fort Lauderdale es fascinante: formada por numerosos canales, llena de fabulosa vegetación frente al Océano Atlántico. Al aterrizar ya noté la diferencia de clima: de frío neoyorquino a un clima cálido y húmedo. El aeropuerto no es muy grande, la mejor manera de llegar hasta tu alojamiento es contratar un transfer compartido. Es muy fácil, solo tienes que dirigirte a un stand donde ofrecen servicio de taxi o de transfer compartido. Éste merece la pena porque pagas menos y solo hay que esperar unos 20 minutos.

El alojamiento

Yo elegí familia, me apetecía vivir al estilo americano y probar su comida. La casa se encontraba a 20 minutos de la escuela en autobús o bicicleta. La bici me pareció la mejor opción, un poco de ejercicio y con un clima tan bueno, nunca viene mal. La señora me dio las indicaciones para llegar a la escuela. Mi habitación era grande y muy agradable.

Visité otras familias anfitrionas con el personal encargado de los alojamientos de la escuela TLA y comprobé personalmente que casi todas las casas tienen jardín y son espaciosas. Los que quieran más independencia pueden quedarse en los apartamentos y estudios. Si vas con un par de amigos podéis estar en un estudio para tres por ejemplo.

Aunque es una opción más cara los estudios y apartamentos tienen grandes ventajas: están frente a la playa, se tarda 7 minutos en llegar a la arena y si eres valiente ¡30 segundos más en estar en el agua!. También tienen piscina y zona de barbacoa y la escuela está a 10 minutos en autobús.

La escuela 

TLA está en un edificio impresionante del centro cerca del Boulevar "Las Olas", lleno de tiendas, bares y restaurantes. El personal me dio una calurosa bienvenida y me explicó que el primer día reciben a todos los estudiantes nuevos, les hacen el test de nivel y les explican cómo funcionan las clases, actividades, etc.

La escuela es moderna y espaciosa. Me encantó la pantalla gigante para ver las noticias. Hay una zona de ordenadores así como Wifi, también cocina para calentar el almuerzo y comer junto a los compañeros. Las clases tienen cada una el nombre de un estado de EEUU.

Actividades

Como todo el mundo sabe el clima en Florida es excelente: hay una época de lluvias pero, en general, las temperaturas son suaves. Fort Lauderdale es muy americano: lugar de vacaciones para estudiantes universitarios americanos y gente con un alto nivel de vida. Por eso hay muchas tiendas y galerías de arte.

Fort Lauderdale tiene mucho rincones bonitos que disfrutar: sus playas de arena blanca y relajantes palmeras son lo mejor.  La escuela se encarga de tener un programa social muy amplio: ¡nadie quiere perderse la visita a Miami!

Aunque solo tuve 3 días para captar la esencia este destino me llevé una magnífica impresión tanto de la escuela, la cual recomiendo por su calidad y su equipo  siempre agradable y muy profesional, como de la ciudad.

Ahora rumbo a San Francisco a conocer esta mítica ciudad estadounidense.

Fecha de publicación: