Precioso el Indian Summer en Montreal

La llegada

Para llegar desde el aeropuerto la escuela me arreglo un servicio de transfer. El trayecto no fue largo y pasamos por algunos bonitos barrios residenciales de las afueras de Montreal. En chofer fue muy amable y me contó algunas cosas muy interesantes de la ciudad. Como sólo iba a permanecer un par de días decidí alojarme en un hotel para no dejar a la escuela sin una de sus familias durante toda una semana sólo por alojarme a mí.

El metro y los buses funcionan a la perfección por un precio muy razonable, además, se pueden hacer transbordos dentro de las dos horas siguientes siempre que no sea en la misma línea en sentido contrario, es decir, para regresar. Esto te da mucho margen para moverte por toda la ciudad. Si vas a permanecer más tiempo merece la pena comprarse el pase semanal o bien el mensual. También hay servicio público de bicis ¡genial para moverte y mover el corazón también!

La escuela

GEOS está en un alto de edificio de oficinas de la calle Sherbroke, junto a la milla de oro de Montreal, Catherine Street.  Tiene un ambiente muy agradable: la zona de la cocina está llena de fotos de estudiantes haciendo excursiones y pasándolo en grande. El personal es muy amable y ayuda con lo que necesites. Siempre hay fotocopias de los horarios allí para que no te pierdas con los cambios cada semana. También tienen una pequeña zona de ordenadores aunque si puedes es mejor que te lleves tu portátil para usar el Wifi. Además de la cocina, hay una zona lounge con mesas donde hacer los deberes, aclarar dudas con el profesor o, simplemente charlar con los compañeros. .

La residencia de la escuela no es lujosa pero está en pleno corazón de Montreal a menos de 5 minutos a  pie de GEOS. Esta residencia está divida en 6 apartamentos con habitaciones individuales sencillas  pero con lo necesario para vivir. Se comparten cocina y el baño con el resto de estudiantes que no tienen por qué ser de GEOS, una ventaja a la hora de hacer amigos canadienses. la residencia todo el curso universitario. Por tanto, si tienes cualquier problema, podrás acudir a él directamente, o si lo prefieres, el equipo de la escuela estará ahí para lo que necesites.

 Las familias viven en las zonas residenciales más alejadas del centro de esta gran ciudad, por eso, lo mejor es comprar el pase de bus. Los transportes públicos canadienses son muy eficaces y económicos. La media es de 30 minutos en bus pero puedes estar incluso a menos distancia.

Una curiosidad a tener en cuenta, sobre todo para los españoles que estamos acostumbrados a cruzar las calles por donde nos apetece, ¡cuidado con las multas! Si te pillan cruzando la calle cuando o por donde no debes, la multa puede llegar a los 200$.

Actividades

Le Mont Royal se encuentra en pleno centro, elevándose a una altura considerable (hay que estar en forma para subir estas escaleras...). Las vistas desde Le Chalet de Le Mont Royal  durante el día y, desde el mirador de Saint Joseph por la noche, son de esas que te dejan sin respiración. Este parque es un auténtico bosque: enorme, por lo que no lo subestimes y ten claro a dónde vas y cómo llegar, de lo contrario se puede convertir en una auténtica aventura.

Pasea por Old Montreal para ver donde comenzó este gran país: galerías de arte, terrazas y la siempre presente y fuerte influencia francesa, ¡por algo es la ciudad bilingüe más grande del país!

Cruza al Promenade de les artistes, y si es en otoño, deleitate con el Indian Summer: los colores vivos de los árboles que despliegan todos los tonos de amarillo, rojo, verde y marrón hacen que cada parque parezca una pintura modernista... ¡una maravilla!

Fecha de publicación: