27/01/2015
Escrito por Amanda y Pablo de España

Tipo de curso: General English en Minigrupo

Llegada a Malta

Llegamos un par de días antes del comienzo del curso en Club Class Swieqi. En el aeropuerto hay una especie de centralita con las tarifas de los taxis por zonas, así que dijimos que queríamos ir a Swieqi y en seguida un taxista vino a por nuestras maletas y nos llevó a la escuela. La fama que tienen los malteses de conducir mal es totalmente cierta, incluso me atrevo a decir que ¡se queda corta! Alquilar allí un coche es un peligro, al igual que ir en bicicleta, al menos, eso nos decían nuestros profesores. Al llegar al complejo de la escuela, en recepción nos dieron el número de habitación y las tarjetas para la puerta. 

El alojamiento

El alojamiento muy bien: todo ordenado y limpio, con aire acondicionado, ventilador, cocina, horno, nevera y utensilios de comida (sartén, cubiertos, ollas... eso sí, hay que comprar lavavajillas). Todas las semanas limpiaban a fondo y cambiaban las sábanas y toallas. Pasamos un poco de frío con las sabanas de la cama al principio pero descubrimos después que ¡había una manta en el armario! A los alrededores del complejo de la escuela hay muchas tiendas de comida pero bastante más caras que los supermercados. Mejor hacer la compra en Lidl que estaba a unos 25 minutos andando.

La escuela

Las clases fueron estupendas. Nada más llegar nos mandaron a los dos directos con nuestro profesor y él nos hizo la prueba de nivel y comenzó la clase. La primera semana fue algo liosa, porque no había aulas y Pablo y yo, como sólo éramos dos, dábamos la clase cada día en un apartamento, pero bueno, no nos importó. Nos cambiaron de profesor durante una semana entera porque el nuestro, David, tuvo que cubrir una baja, y cuando terminó retomó las clases con nosotros, así que hemos tenido dos profes distintos, cada uno semana y media, pero tampoco nos supuso un problema.

Nuestros libros nos los dieron un poco tarde y eso nos fastidió un poquito pero nada grave. Los profesores genial, ambos nativos, tenían un inglés perfecto, nada de acentos raros. Se interesaron por nuestras prioridades (speaking, listening, gramática...) y se centraron en ellas. La verdad es que hemos avanzado muchísimo, en ese aspecto venimos muy greatamente sorprendidos.

La verdad es que quien no aprende inglés en Malta es porque no quiere ya que nuestra experiencia fue buenísima. Recomiento las clases en minigrupo, ¡se avanza muchisimo!NU

Las actividades y excursiones

Malta está llena de zonas Wi-fi gratuitas, así que nos llevábamos el portátil a Paceville (que está a 10-15 min andando) y escribíamos a la familia mientras tomábamos algo allí. Hicimos varias excursiones: Blue Lagoon, Rabbatt y Mdina. Nuestros profes nos explicaban cómo ir y nos movíamos en autobuses que sin superbaratos. Todos los autobuses van a La Valeta, así que si no estábamos seguros de cómo ir a algún sitio, íbamos hasta allí y preguntábamos, porque allí está la estación y paran todos. Casi todas las tardes íbamos a alguna playa, casi siempre andando o en bus. Fundamentalmente nos movíamos así, de hecho, ¡no volvimos a coger ningún taxi!

Agradecimientos

Felicito a Speal and Fun de nuevo por su trabajo, ¡ha sido un placer organizarlo con vosotros! Volvemos a viajar y ¡repetiremos con vosotros! Seguid trabajando así de bien ¡Gracias por todo!