27/01/2014
Escrito por Ivan y Tania de España

Tipo de curso: Curso Standard (General English)

Escogimos Cambridge en gran parte por el reconocido “prestigio” de esta ciudad universitaria y su especial relación con el inglés, en parte por la cercanía (no hay que olvidar en el presupuesto del viaje el billete de avión, que en nuestro caso, con una compañía de bajo coste, ¡salió por menos de 80 euros ida y vuelta!) y en parte, porque después de viajar por medio mundo, todavía no conocíamos el Reino Unido, ni siquiera Londres (Ups…). Y lo primero que tenemos que decir es que el viaje no nos defraudó en absoluto, más aún, ¡superó con creces nuestras expectativas!

Llegada a Cambridge

El taxista de la escuela nos esperaba puntual en el aeropuerto, con un cartelito en la mano con el nombre de Studio Cambridge y una sonrisa de oreja a oreja. Recomiendo este servicio ya que moverse en un aeropuerto y ciudad desconocida en un idioma que no es el tuyo y con las maletas en la mano, muchas veces a horas intempestivas, puede convertirse en toda una odisea. A la vuelta lo hicimos por nuestra cuenta, ya sabiendo qué distancias hay, conociendo las estaciones de tren, aeropuertos y la manera de funcionar cada uno de ellos.

La escuela

La escuela Studio Cambridge fue uno de los puntos más fuertes del viaje: grande, cómoda, con los servicios necesarios (cafeterías, comedores, ordenadores con conexión a internet por todos los lados) y, sobretodo, con todos los profesores dispuestos a darte lo mejor (Betham, Dermot, Rose, Simon… ¡un abrazo a todos!).  Y algo que nos encantó: La escuela está llena de estudiantes de todo el mundo: Omán, Francia, Dubai, Italia, Japón, Pakistán, Alemania, India, Corea, Gabón… así que es difícil cruzarte por los pasillos con un español, por lo que el inglés mejora obligatoriamente. Eso sí, si quieres encontrar españoles, no tienes más que decirlo en la Oficina de Información de la Escuela, estarán encantados de poder ayudarte.

Las actividades

Además, tienes tablones donde puedes apuntarte a un montón de actividades semanales (muchas gratis o a precios increíbles especiales para estudiantes): desde salidas culturales para conocer Cambridge hasta cine, bowling, partidos de fútbol y excursiones a Londres, Oxford y Edimburgo entre otros destinos. Además, por supuesto, del famoso “Punting” en el río Cam, ¡no os vayáis sin probarlo! 

La ciudad

Cambridge no es muy grande pero es una ciudad en toda regla: centros comerciales, cines, muchísimas tiendas y un extraordinario ambiente joven. De sus 150.000 habitantes ¡25.000 son estudiantes! Estudiantes, librerías, pubs, discos… Es una de las ciudades más secas y planas del Reino Unido por lo que la bici es el mejor medio de transporte. Todo está preparado para utilizarla: carril bici, aparcamientos, tiendas de alquiler, venta y reparación. Así que os recomendamos alquilaros una nada más llegar, son baratas y es la mejor manera de moverse por la ciudad. La escuela tiene una empresa con la que trabaja y dos o tres días a la semana van allí para alquilar a quien lo necesite a buen precio.

Otra de las cosas que más nos gustó de esta ciudad es el número de parques y zonas verdes: por todos lados te encuentras con uno, todos grandes y bien cuidados, donde descansar, leer o estudiar bajo un árbol, jugar a fútbol o salir a pasear o correr. Y lo último que queremos destacar es la increíble facilidad con la que te puedes mover, ya sea con la escuela o por tu cuenta, en autobús o en tren, a ciudades tan atractivas como Londres, Oxford, Stratford, Manchester, Durham o Edimburgo.

Conclusión

Así que en resumen: un 10 a la escuela, un 10 a Cambridge y un 10 a Speak&Fun por tramitarnos rápidamente este estupendo viaje a buen precio. Conocemos lo que cuesta decidirse para escoger uno de estos cursos y sabemos cómo ayuda leer las historias personales de quienes ya han vivido la experiencia, así que ¡esperamos esto os sea a todos de apoyo!