Consejos para trabajar en el extranjero

Consejos para que todo salga como tenías planeado

Trabajar en un país extranjero puede ser la mejor experiencia de nuestras vidas: da la posibilidad de conocer gente nueva, zambullirse en costumbres diferentes, además de aprender otro idioma mientras adquirimos currículum. En principio, todo pinta de maravilla, pero para que la experiencia al completo salga todo lo bien que deseamos, desde aquí te damos una serie de consejos con lo que lograrlo.

Conoce el papeleo

Puede parecer obvio, pero es más que recomendable que antes de dar el gran salto te hayas documentado sobre qué papeles te hacen falta para trabajar en según qué país. Saber cuánto tiempo puedes permanecer en él o si necesitas algún permiso especial para desarrollar allí una profesión pueden evitarte muchos sobresaltos desagradables. Por ejemplo en Estados Unidos irte a trabajar legalmente es muy dificil, salvo que una empresa de allí te contrate o tengas una profesión que esté muy solicitada en el país. Sin embargo en Europa es muy fácil, y en Nueva zelanda puedes hacerlo si lo combinas con un curso de idiomas. 

Por supuesto ten todos tus documentos al día, desde pasaportes a seguros médicos y así viajar con tranquilidad.

¿Puedo hacerle frente?

Saber el coste de la vida en otro país es otro dato de suma importancia para tener en cuenta antes de decidirnos. Puede que el salario que vamos a ganar sea tres veces más alto que el que ganaríamos quedándonos en casa, pero también es muy posible que el coste de la vida sea diferente y algo más elevado. Por eso, está bien si echamos cuentas antes de tomar cualquier decisión. No es lo mismo ir a una ciudad mediana de Irlanda como Limerick que a Dublin. Los costes de vida, alojamiento, transporte pueden quedarse con tu sueldo. lLeva siempre dinero suficiente para sobrevivir un mes sin trabajo y hacer frente a costes inesperados.

trabajar y estudiar idiomas en el extranjero

Elabora un currículo adecuado

Antes de picar una puerta en busca de trabajo, asegúrate de disponer de todas las herramientas para que no te den con ella en las narices. Hacerse con un buen currículo que despierte interés en nuestros futuros empleadores puede ser la clave que marque la diferencia entre el éxito y el fracaso. Entérate de cuáles de tus títulos pueden hacer que triunfes sobre el resto de candidatos y dales un lugar destacado para sobresalir.

El idioma, ¿lo controlas?

En Alemania hay un boom inmobiliario y, desde hace años trabajar allí de arquitecto entre otras cosas es muy fácil, porque se necesitan arquitectos y empleados del sector de la construcción en muchas ciudades importantes. ¿Pero crees que solo por ser arquitecto te van a contratar al poner un pie en Alemania? Pues no, necesitarás tener un nivel decente del idioma alemán.

Es de sentido común, que para encontrar un trabajo en otro país controles el idioma que allí se habla.  Y esto no es imposible, es solo una cuestion de tiempo.

La cultura y el clima

Finlandia es un país maravilloso, con buenas posibilidades de trabajo pero no todo el mundo disfruta de los -20 grados y los 6 meses de oscuridad que tiene el país desde Noviembre hasta Marzo. Por eso, si quieres ir a trabajar al extranjero asegurate de conocer como es la vida en el país. Igualmente puedes tener un shock cultural si no te queda claro como funcionan las cosas en el país elegido.

cursos de inglés que permiten trabajar en Nueva Zelanda

No todo es trabajar

Si finalmente has conseguido el trabajo que te permita vivir en el pais elegido, ahora puedes preocuparte de cosas más mundanas. Porque mudarse al extranjero supone conocer y disfrutar de su gente, costumbres y reclamos. Por eso, asegúrate antes de aceptar un trabajo de que vas a disponer de tiempo libre y que no todo va a ser trabajar. Saber el tiempo libre del que se dispone, así como cuál es la política de la empresa ante eventualidades tales como una enfermedad es otro de los puntos a tener en cuenta.

Hazte un buen grupo de amigos

Uno de los peligros que acechan a quienes salimos a trabajar al extrajero es sentirnos solos. El riesgo de que la soledad haga una desafortunada aparición puede evitarse con una buena red de amigos entre los que sentirse en familia. Las redes sociales pueden ser grandes aliados cuando se está a la búsqueda y captura de compañeros de fatigas. Yo pasé un año en Irlanda tras mis estudios, lo mejor que hice fue estudiar unas semanas en una academia de inglés y gracias a eso mejoré el inglés y sobre todo me ayudó a hacer amigos, y eso en los momentos bajos fue lo que me salvó de no volver a casa llorando.

Ten tu mente abierta

Ya hemos comentado que uno de los atractivos de trabajar en un país extranjero es poder adquirir nuevas experiencias. Lo que ocurre es que éstas pueden descolocarnos en ocasiones e incluso llegarnos a desesperar si no tenemos una buena disposición para afrontar situaciones a las que no estamos acostumbrados. Lo mejor es mantener una actitud relajada y abierta a posibilidades diversas.

Viajas no solo al extranjero, también es un viaje interior, vas a conocerte a ti mismo en situaciones que no habias vivido hasta ahora.

Prepara una alternativa en la recámara

Y con esto no te estamos diciendo que las cosas vayan a salir mal. Todo lo contrario. Como tus planes van a salir genial, no va a ser necesario que utilices ese plan B que tenías preparado y gracias al cual te has lanzado más seguro a la aventura. En ese sentido, una buena recomendación es que calcules de cuánto dinero dispones en el caso de que no encuentres trabajo en el tiempo que esperabas, lo bueno a veces se hace esperar.

Seguro que hay más cosas que se podrían recomendar y que tu madre estaría más contenta si te quedarás junto a ella en casa, pero ten en cuenta una cosa: es ahora o nunca. Atrévete ya.

Destinos recomendamos para estudiar y trabajar

Hay ciudades donde puedes encontrar trabajo más facilmente que en otras. Si es en Europa lo tienes fácil con el pasaporte europeo. Si te animas a volar bien lejos hay un país ideal que espera por tí ; Nueva Zelanda. Aqui si te matriculas de 14 semanas de curso de inglés minimo, podrás trabajar el mismo número de horas.

En Alemania se buscan arquitectos por todas partes, en Irlanda la restauración siempre necesita de personal, en Malta los hoteles precisan igualmente de gente dispuesta a pasar en la isla su temporada alta de abril a octubre. Suerte, y recuerda cuanto mejor sea tu nivel más posibilidades de encontrar un buen trabajo.

trabajar en Nueva zelanda como hacerlo

Estas son las academias que te recomendamos en Nueva Zelanda, ¡haz clic en el link!

ESCUELA DE INGLÉS EN COROMANDEL

ESCUELA DE INGLËS EN AUCKLAND

CONTACTA CON SPEAK & FUN SI NECESITAS MÁS INFORMACIÓN

Fecha de publicación: